El Arte como Camino de Sanación

Publicado por Nattalia Gama Garcia en

«Amad al arte por sí y entonces todo lo demás se os dará por añadidura». (Oscar Wilde)

 

El Arte me ha servido de mucho… He aprendido tantas cosas a través de él, he vivido experiencias tan únicas con su sola compañía…

A través del arte he sentido que conectaba con el mundo, con migo misma, con la humanidad… es como si un hilo invisible nos uniera, aunque miles de kilómetros nos separaran de otras personas…

A través del arte, he entendido que los sentimientos son universales y que todos experimentamos lo que es el amor, la tristeza, la alegría, la vergüenza etc., estemos dónde estemos, seamos quiénes seamos… Solo que a cada uno de nosotros se lo despierta un tipo de estímulo diferente. Y que todos estos sentimientos y emociones, podemos encontrarlos y sentirlos a través de una obra.

El arte ha sido mi bálsamo y mi refugio en muchos momentos en los que pensaba que nadie ni nada merecía realmente la pena; en épocas de mi vida en las que sólo pensabe en tirar la tohalla y dormir el sueño eterno de lo Justos. El Arte me salvó. El Arte le dió un propósito a mi Vida y me permitió llegar hasta tí, por ejemplo, que lees estas líneas.

Estas palabras me sirven de introducción a un interesante trabajo, que fue presentado hace unos años por un grupo de investigadores noruegos encabezado por Koenraad Cuypers.

El estudio fue llevado a cabo con casi 51.000 personas y publicado en el «Journal of Epidemiology and Community helt».

Según Cuypers y su equipo, pintar, escribir, acudir a una exposición o tocar un instrumento musical, hace que seamos más felices y estemos más saludables. 

Una de las conclusiones más curiosas del estudio revela que mientras los hombres son más felices y tienen mejor salud consumiendo cultura, que siendo ellos los creadores; en el caso de las mujeres, ocurre lo contrario: la creatividad, el ser ellas las que realicen la actividad les satisface más, que la contemplación o el consumo de arte.

En este punto, y teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad en la que la depresión y la ansiedad están a la orden del día, no estaría nada mal que cuando tuviésemos que acudir al médico en busca de nuestro prozac o nuestros ansiolíticos, éste nos hiciera varias sugerencias o recomendaciones como acompañamiento a nuestro tratamiento, tales como:

«Le voy a bajar la dosis y de paso,  le recomiendo las últimas exposiciones que hay en la ciudad; yo he visto ésta y ésta y están realmente bien» o «le recomiendo esta lista de reproduccion,  este libro…» o «acuda a la danza del vientre, han puesto esta actividad ahora en el barrio» 

¿Para qué sirve el Arte?

-Exteriorizar las frustraciones y emociones reprimidas.

-La danza por ejemplo, sirve especialmente para personas con trastornos alimenticios ya que les permite mirarse constantemente en el espejo para controlar todos los movimientos de su cuerpo y por lo tanto, les ayuda a la autoaceptación personal.

-La música es capaz de calmar algunas dolencias, teniendo propiedades relajantes y tranquilizadoras.

-La pintura y la escultura ayudan a calmar la ansiedad, el estrés y los miedos.

-El teatro, es especialmente recomendable en personas con problemas de autoestima porque potencia la confianza en uno mismo.

-La fotografía está indicada para personas con alguno de los problemas anteriormente citados, pero que son especialmente pasivas.

Lo importante, es que la persona se sienta a gusto con la actividad que está realizando, y no incómodo o forzado. Además, el arte nos ayudará a conocer y explotar nuestra parte creativa, desarrollando nuestro potencial y auto-conocimiento, facilitándonos nuestra expresión y comunicación.

¡Anímate, descubre el arte que vive en tí y comparte en los comentarios cuál es tu forma de expresarte.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


  • Que positivo. Que cierto todo. Y todos de una manera u otra somos artistas.

    Mary en

Dejar un comentario

Language
Spanish
Open drop down